Seúl, Corea del Sur

¿Será malaria? El RACC y los 21€ perdidos

¡Bueno, la aventura en Lalibela, Etiopía! Este texto formaba parte del post de No contrates el seguro médico del RACC, pero se está alargando tanto la historia, que le hemos dedicado un post a parte. ¡Qué entretenido es tener un seguro médico!

Bueno, ahi van los detalles, día a día. Es una turra leerlo, así que imagínate escribirlo, y aún peor, vivirlo.

4 de mayo del 2018

La primera vez que necesitamos la cobertura del RACC fue en Etiopía. Me encontré fatal durante un día, y al mirar si tenía fiebre, tenía 38 grados y algo. Como la fiebre en zonas de malaria se considera malaria hasta que no se demuestra lo contrario, fuimos a lo más parecido que hay a un hospital de Lalibela para que me hicieran un test de la malaria. Eso pasó el 4 de mayo. Tal como nos comentó quién nos atendió el dia que contratamos el seguro, fuimos al médico ipso facto, hicimos fotos del test, el sitio y el recibo, para que vieran que realmente habíamos ido al médico, y se lo mandamos para que nos lo reembolsaran. Explicamos toda la historia en un mail, adjuntamos las fotos, y las mandamos a la oficina de Girona. A todo esto, el recibo era de 680 birrs etiopianos, unos 21€. "Un seguro de 1.000€, no creo que nos dé problemas por 21€", pensamos. Ilusos...

17 de mayo del 2018: dos semanas más tarde

Ya con el asunto olvidado, recordamos que el RACC no nos había respondido el mail. Hacemos forward del email a la dirección que aparece en la web del RACC, a ver si esta vez nos contestan algo...

Tras un día y medio, contestan. A diferencia de lo que nos prometieron, nos empiezan a pedir cosas que ni vienen ni van:

  • Que explicáramos qué sucedió y cuándo. Tuve fiebre y fui al hospital. ¡No hay más que contar, amigos!
  • Que diéramos fecha de inicio y final del viaje. No sabemos la fecha final, pero hemos pagado la cobertura de un año, así que no importa, ¿no?
  • Medio de desplazamiento. No entendimos la pregunta. ¿De dónde a dónde?
  • Comprobantes de billetes de ida y de vuelta. ¿De vuelta? Pero si no tenemos.
  • Informe médico. El hospital de Lalibela es una cabaña en medio del pueblo. No hacen informes médicos. África no es la NASA. Por eso contratamos un seguro médico de este calibre, para que eso no importara.
¿Veis? No se parece en nada a la NASA. Ni ordenador ni impresora. El caos.

Tal como leemos el mail, contestamos: les decimos que no hicieron informe médico, que les mandábamos todo lo que teníamos que no era poco, y también los comprobantes del vuelo de Barcelona a Cape Town y de Kenia a Etiopía, para que tuvieran el cómo marchamos de casa y también el cómo llegamos a Etiopía. Suerte que no llegamos en autocar o haciendo dedo, como otros mochileros.

De nuevo, tardan otro día a contestarnos. Nos piden que mandemos el recibo a una dirección postal junto a la cuenta corriente dónde queremos que nos hagan la transfer. Al cabo de unos días, lo mandamos todo desde una oficina de correos de mala muerte, y ya llegará.

13 de junio del 2018: un mes más tarde

Ha pasado un mes y estos chicos no nos han hecho la triste transfer de 21€. Les mandamos un email para preguntar si saben algo sobre el tema, porque ha pasado un mes y la cuenta no refleja la transfer... no contestan.

5 de julio del 2018: dos meses más tarde

RACC sigue sin contestar. Mandamos, literalmente, un "¿hola, hay alguien?". Esta vez sí que nos contestan. Nos dicen que están en contacto con el departamento de administración, y que cuando sepan algo, ya nos dirán.

16 de agosto del 2018: tres meses mas tarde

Bueno, pues el departamentento de administración no debe haber dicho nada, porque ni nos han hecho la transfer de los 21€, ni nos han mandado ningún mail. Les comentamos que ya ha pasado mas de un mes desde que nos dijeron que ya nos dirían... díos mío. Que el seguro nos costó más de 2.000€ entre los dos...

Nos contestan al cabo de 4 días de nada, diciéndonos que ahora sí, van a hacernos la transferencia. Les decimos que muchas gracias, y ya miraremos la cuenta corriente, a ver si ahora...

15 de septiembre del 2018: cuatro meses mas tarde

Aún no ha llegado la transfer. Le volvemos a pasar la cuenta del banco, no sea que se la hayan hecho a otro... esto es muy raro.

Nos responden inmediatamente que se pensaban que nos la habían abonado, que habrá habido alguna confusión. Que disculpas por la demora. 21€. Cuatro meses. Cuidao.

11 de octubre del 2018: cinco meses mas tarde

Bueno, pues aún no ha llegado la transferencia. Volvemos a mandar un mail. Qué impotencia.

20 de octubre del 2018: cinco meses mas tarde

Nos contestan al cabo de 9 días diciéndonos que el 25 de agosto nos hicieron una transfer a nuestra cuenta terminada en 1153. ¿Y sabes qué? Esa cuenta no es nuestra. Le han hecho una transfer a un afortunado. Les decimos que esa no es nuestra cuenta, les volvemos a mandar la cuenta correcta, y a ver qué sucede. Qué percal tienen los del RACC.



💩



Este post lo hemos escrito en Seúl, Corea del Sur

Publicar un comentario

¡Dinos cosas, dinos cosas, dinos cosas! ¡Porfaplís!