Bocas del Toro, Panama

Guía de viaje de Panamá

Antes de venir a Panamá, lo única fotografía que nos venía a la mente de Panamá era, por alguna razón, los sombreros blancos de señor que sabe vivir bien. Sabíamos que había un riachuelo fake, de mentira, por donde pasaban barquitos para ir de un lado al otro... pero ya. No habíamos escuchado nunca ninguna mención a San Blas ni a Bocas del Toro, y ahora que estamos aquí, la verdad es que nos da un poco de cosa tener un poco de prisa por marchar. La de veces que hemos estado incómodos en algún sitio, y ahora, la de lugares en los que nos quedaríamos!

Para el recuerdo: vinimos a Panamá única y exclusivamente porque era más barato volar hasta Panamá desde Colombia y entonces tomar un autocar hasta Costa Rica, que volar de Colombia directamente a Costa Rica. ¡Paramos en Panamá y así vemos otro país! Y eso hicimos. Lo que... como siempre, nos liamos. Nos hablaron de Bocas del Toro, y decidimos dar un poco más de vuelta pero disfrutar un poco más de la costa caribeña. Y por lo que dicen, ¡más barata que la costarricense!

El camino hacia Playa Estrella, en Bocas del Toro


La cultura y las personas

De los panameños no podemos decir nada feo. La primera impresión fue al subimos al Uber que nos llevaría al primer hotel en Ciudad de Panamá. El conductor fue un amor. Al llegar al hotel, el chico que nos recibió resultó también ser un amor, al igual que la mayoría de personas con las que nos cruzamos por el camino. Incluso la gente que vende cosas es un amor.

Y como es un amor, nos deja tomarnos una foto con ella


La economía y los dineros

Este es un punto muy loco de Panamá, sobre el que habíamos leído, pero realmente no sabíamos cómo era en realidad. En Panamá, la moneda oficial es el Balboa, y hay monedas que van desde 1 céntimo de balboa hasta un balboa entero. Un balboa equivale a un dólar estadounidense, independientemente del precio del dólar. Siempre vale igual. Y como no hay billetes de 5, 10 o 20 balboas, simplemente usan billetes de dólar. ¡Que loco! Así que indistintamente, vas a encontrar precios en $ o en B/.

Tenemos algo que contarte sobre los cajeros: casi todos nos cobraban entre $4 y $5 de comisión, excepto uno, el banco BAC, dónde pudimos sacar dinero gratis. A lo mejor hay más y no los vimos, pero si tienes que hacerte una chuleta, apúntate este.

Presupuesto

El avión desde Santa Marta, Colombia hasta Ciudad de Panamá nos costó 306€, y el trayecto de lancha y furgoneta desde Bocas del Toro hasta Puerto Viejo, Costa Rica, 36€. Cuando dejemos Costa Rica, ¡actualizamos la sección con los números finales!

Dormir

Dormir en Panamá es un poco caro comparado con el resto de países que hemos visitado. Las cosas bonitas están entre los 40 y los 50€. Nosotros, como no estuvimos demasiado tiempo en Panamá sólo dormimos en dos hoteles, y como acertamos un montón te los recomendamos los dos. Dales un vistazo. El primero es el Ibrais, en Ciudad de Panamá, y el segundo el Stay Bocas, en Bocas del Toro.

Seguridad

Cero problemas. Nosotros estuvimos por la zona del Cangrejo en Ciudad de Panamá y en Bocas Town de Bocas del Toro, y podíamos salir por la noche sin vigilar demasiado. Tampoco vimos malas miradas... todo bien. Algún loco en la terminal de autobús, pero ya es la expectativa, ¿no? Ponen los locos antes de levantar el edificio; esto es así.

Idioma

¡Nos encanta el español que se habla en Panamá! Es como el de casa, pero con un acento caribeño en vez de catalán. ¡Sorpresón! Oh, y a las cosas las llaman por su nombre. Nada de frutilla, choclo, palta... alguna papa, pero ya está.

Transporte

Muchísima gente se mueve por Panamá en autocar. En Ciudad de Panamá salen desde la Terminal de Albrook. Nuestra intención era tomar el bus a San José, Costa Rica por $55, pero nos decantamos por un trayecto de 12 horitas hasta Bocas del Toro, por $24 más $6,50 de la lancha. Los autocares hacen paradas para comer en sitios baratitos, tipo cantina, y son muy cómodos. ¡Muy bien! Que contentos se nos ve con Panamá, ¿no?

La comida

Pues no, no estamos tan contentos con Panamá. Un ramen que probamos y no estaba demasiado bien, varios restaurantes en Bocas del Toro bastante decepcionantes... y es raro que nos equivoquemos, porque entre lo millenials que somos, todo el día mirando estrellitas en Google Maps, y que siempre preguntamos al equipo del hotel a dónde ir...

El único sitio que te podemos recomendar sin miedo es el Sen Vietnam, un vietnamita que hace unas Pho buenísimas, y el Jardín Vegetariano, un sitio muy humilde dónde una señora súper amable de taiwán te sirve lo que señales por $0,75 la ración.

¡No todo es tan caro en Panamá!


El agua

En todos los hoteles a los que fuimos había una fuente de agua fresquita. Así que damos por supuesto que nos invitaban a no beber agua del grifo nunca jamás...

Sanidad

Genialísimo. Y encima, muy barato. En Panamá disfrutamos los dos de unos resfriados importantes, acompañados por fiebres que superaban los 39 grados, y como queremos durar mucho, fuímos a una clínica. Era la típica clínica pequeñita, lo máximo que se puede esperar de Bocas del Toro, como te lo esperarías de Cadaqués. Pues bien, tras hacernos mil preguntas y hacernos varias pruebas, el precio nos sorprendió: $25 por cabeza. Por ser Panamá nos esperábamos, no sé... ¿$70? Al pagar nos acordamos del post que escribimos meses ha sobre no contratar ningún seguro médico.

En ese preciso instante, Roc disfrutaba de 39,1 grados


Internet

¡Primer mundo! ¡Civilización! ¡Ceros y unos a cholón! Tanto en Ciudad de Panamá como en Bocas del Toro hemos tenido un Wi-Fi increíble en el hotel. ¡Como no lo teníamos desde Lima! Que ilusión.

Si lo que quieres es comprar una tarjeta SIM, esto también te va a gustar: todas las empresas ofrecen tarifas similares, y la tarifa es de 7 días de internet ilimitado por $5. Sí sí, internet ilimitado, hoygan! Lo que pasa es que si haces como nosotros, que compras una SIM y con ella compartes la conexión via Wi-Fi, estas tarjetas vienen capadas, y no puedes hacerlo. La buena noticia es que buscamos por internet y llegamos a este video de Youtube, dónde un señor nos cuenta cómo hacer una pirula para que funcione el tethering para SIMs Claro.

¡Por cierto! Nosotros compramos, de nuevo, una SIM Claro para Panamá. Haciendo la pirula pudimos compartir la conexión via tethering, pero Telegram y WhatsApp no funcionaban. Oh, y en todos lados teníamos buenísima conexión, excepto en la zona de Red Frog de la isla Bastimentos de Bocas del Toro, dónde tuvimos que pedirle a una señora que tenía una SIM +Móvil que por favor, llamara a nuestra barca para que nos viniera a buscar.

Visados

Problemón muy serio a la vista. Si no tienes vuelo de salida de Costa Rica, ni tan solo te dejan volar hacia allí. Nosotros nos encontramos el percal el día que íbamos a dejar Colombia. Ya con el check-in hecho vía web, en el mostrador de la aerolínea, al facturar las mochilas, nos preguntaron si teníamos vuelo de salida. Al decir que no, nos dijeron que fuéramos a comprar uno a alguna de las aerolíneas que había en el aeropuerto, o que lo compráramos por internet, pero que sin vuelo de salida no podríamos entrar a Panamá.

Discutimos todo lo discutible: que teníamos un montón de vuelos comprados por Estados Unidos para fechas posteriores, que ya lo hablaríamos con Migración de Panamá al llegar... o como teníamos que hacer una escala de tres horas en Bogotá, que nos dejaran hacer el primer vuelo, ¡y que ya conseguiríamos los vuelos de salida antes del segundo! Pero no.

¿Qué hicimos? Compramos unos vuelos de esos que son válidos durante 24 horas en BestOnwardTicket. La experiencia en la web fue fatal: pagamos pero no recibimos ningún email conforme habían recibido el pago, les tuvimos que escribir explicando que habíamos pagado pero que no habíamos recibido nada... pasó como un cuarto de hora o vente minutos y no recibíamos nada... y con los nervios a flor de piel, al minuto de que cerrara el embarque, nos llegó un email con un vuelo para dos personas de Ciudad de Panamá a Amsterdam. ¡Perfecto! Y así pudimos volar a Panamá, ¡nerviosos y contentos...!

A todo esto, un poco de alegría: no hace falta visado para entrar a Panamá. ¡Pero sí un vuelo de salida! ¿Te lo hemos contado, verdad verdad verdad?

La ruta

Nuestra ruta por Panamá fue muy simple. Estuvimos en Ciudad de Panamá 4 días y en Bocas del Toro 6 días. La pena es que los últimos 4 días en Bocas fue para recuperarnos de un gripazo que nos dejó a 39,5 grados de fiebre...

¿Lo recomendamos?

¡Muchísimo más de lo que nos esperábamos! Por poco no ubicábamos Panamá en el mapa, ¡y resulta que ahora es un súper destino! Ojo, Panamá no es muy mochilero-friendly. Para ir a hacer el purdi en sitios baratos, mejor elige un país asiático al azar. Pero en un año y medio de viaje, pocas playas como las de Bocas del Toro hemos visto por el mundo. Y mira que todo el mundo habla maravillas de San Blas... así que si puedes dedicarle tiempo, Panamá no defraudará. Ojo, y si defrauda, Costa Rica cae al lado y por lo que nos cuentan, es una maravilla de la naturaleza. Así que mira a ver si puedes volar a uno de los países, marchar desde el otro, ¡y que vacaciones te has montado en un momento!

El Caribe dedicándole un guiño a los lectores de este post

Palomino, La Guajira, Colombia

Los mejores hoteles de Colombia

Amigo, una de las cosas más duras de viajar es encontrar dónde dormir, así que vamos a empezar una sección para cada uno de los países dónde pondremos una lista de los hoteles dónde hemos estado y que te podemos recomendar. Los que no nos gustaron no te los diremos, ¿vale? Así, todo lo que aparezca en esta lista, es un sitio dónde estarás genial... o al menos, tan genial como nos gusta viajar a nosotros.

El presupuesto siempre va a estar entre 20 o 25€ y 40€ como máximo, para que puedas seguir dando la vuelta al mundo a nuestro ritmo, y sobretodo, poder llegar a casa. ¡Que quedarse a medias sería una lástima, con lo que ha costado empezar!
El primer post de la serie lo vamos a dedicar a Colombia. ¿La razón? Pues porque ahora mismo estamos en la cama de uno de los hoteles colombianos que te vamos a recomendar. Seguramente, los otros post no tendrán esta pequeña turra de introducción, aunque quién sabe...

Pirañita HostelLeticia.

¡Nuestro primer hostel en Colombia! El Pirañita es una casita de cuatro plantas regentada por una familia. Las habitaciones son humildes, al igual que el desayuno, pero las habitaciones tienen aire acondicionado. Internet no va muy bien, pero es que en Leticia todos los hoteles van por satélite, y eso siempre es una castaña. A todo esto, la familia es muy maja. Nos recomendaron sitios bonitos para comer, nos gestionaron el taxi... ¡muy bien! Click aquí para reservar.

Akel House HotelCartagena de las Indias.

¡Que recuerdos! En Akel House tuvimos la oportunidad de apalancarnos un poco, ¡y qué camas! Internet iba como el rayo, el desayuno estaba muy bien, el equipo se enrolló mucho dejándonos mandar ahí nuestra tarjeta Revolut un día que nos la copiaron... genial. Y el día que decidimos marchar, nos consiguieron una furgoneta hasta el P. N. Tayrona por el mismo precio que la gente de la calle. Click aquí para reservar.

Eco Hotel ChayramaP. N. Tayrona.

En este hotel vinimos por dos días, y terminamos quedándonos cinco. Lo lleva una familia preciosa que te ayuda a organizar tu entrada al Parque Nacional Tayrona por distintos sitios. Además, conocen a mucha gente de la zona que organiza otras actividades: una excursión a visitar el proceso de preparación del cacao, otra excursión a la Playa Cristal pero en barco en vez de en motocicleta... ¡Oh! Y si te gustan los animales, te va a encantar. Tienen a Max a.k.a. Emilio, un golden retriever precioso, tres perros negros pequeñitos y Coqui, una guacamaya colombiana que es una atracción por sí sola. ¡Ah! Y el restaurante era genial y a precio normal y corriente. Click aquí para reservar.

El hotel Chayrama desde la zona del restaurante

La Sirena Eco Hotel & RetreatPalomino.

Nuestro último hotel de Colombia, y de nuevo, vinimos por dos días y nos quedamos cinco. Es un hotel en la misma playa de Palomino, pero a unos cinco minutos de la calle principal. Por esa razón, la playa no está a petar como los otros hoteles. El desayuno está muy bien, el Wi-Fi normalmente va rápido pero a veces cae... y tienen un gato que se llama Mus que está todo el día persiguiendo animalitos. Un sitio para ir y dejar que pasen los días. Click aquí para reservar.

El atarceder desde la cabaña dónde escribimos estas líneas

Cartagena de las Indias, Colombia

Guía de viaje de Colombia

¡Bienvenido a Colombia, tierra de antiguos narcóticos, muchísimo verde verde súper verde, un trozo de selva amazónica, y otro de playa caribeña!

El cabo San Juan, el destino más turístico del P. N. Tayrona


La cultura y las personas

Viniendo de Perú, los colombianos nos han parecido la gente más bonita del mundo. El cambio llegando a Leticia desde Iquitos fue increíble. ¿Cómo puede ser que estando tan cerca, sean tan diferentes?

En Colombia hay muy buen ambiente. La gente tiene tiempo para preguntarte de dónde vienes, te ríen las chorradas que les digas, y en general, encuentras muy buen rollo en la calle. La otra cara de la moneda es que en los lugares turísticos, como en el casco antiguo de Cartagena, te dan muchísimo la turra intentando venderte souvenirs, tours y mierdas parecidas.

Colombianos haciendo barrio en la Plaza de la Santísima Trinidad de Cartagena


La economía y los dineros

Por lo general, se puede pagar en tarjeta en la mayoría de sitios. Y es una suerte, porque sacar dinero del cajero normalmente cuesta entre 13.000 y 14.000 pesos por transacción, que serían unos 3,50€. Hemos buscado bancos que no aplicaran ninguna comisión, y sólo hemos encontrado uno, Davivienda. Los demás cobran todos precios parecidos.

Nos hemos animado a hacer lo que empezamos en la guía de Perú: una lista de las comisiones que aplican distintos bancos colombianos. ¡Ahí va!

Banco Bogotá: 13.200 pesos de comisión con límite de 600.000 pesos por extracción
Bancolombia: 14.520 pesos de comisión con límite de 600.000 pesos por extracción
Davivienda: ¡400.000 pesos sin comisión!
BBVA: ¡300.000 pesos sin comisión!

Presupuesto

Primero el llegar y salir, que para ti serán números distintos: Llegar a Colombia en lancha desde Perú nos costó 81€. Dejar Colombia en un avión hasta Panamá nos costó 306€. 

Y ahora, ¡vivir en Colombia! En los 18 días que estuvimos disfrutando de Colombia nos gastamos 1.569€, unos 87€ al día.

Dormir

Encontrar alojamiento en Colombia no ha sido tan duro como otras veces, y la verdad es que todos los hoteles a los que hemos ido nos han gustado. Tanto, que en dos de ellos íbamos a estar dos días y terminamos estando cinco. Si quieres saber más sobre hoteles, lo hemos juntado todo en este post, con links y todo.

Seguridad

Bueno, habiendo estado en los barrios más seguros de cada sitio, bien... pero todo el mundo nos ha dicho que vigiláramos mucho si nos acercábamos a Bogotá. En Cartagena hay los típicos pesaos que te comentábamos, que te intentan vender cosas y resultan muy desagradables, pero ya está.

Lo importante en Colombia es no dar papaya. What? Ellos entienden que dar papaya es darle a alguien la oportunidad de que te robe o se aproveche de ti. Vamos, que no vayas dejando el móvil encima de la mesa ni cosas así.

Por cierto, nosotros nos movimos por Leticia, Cartagena y la zona de Santa Marta y Palomino, y es muy seguro. Pero nuestros amiguetes Otakutravelers nos dijeron que en Bogotá se respira bastante mal rollo. ¡Avisado quedas!

Policía dando vueltas en quad por la playa de Palomino. Van muy fresquitos.


Idioma

En Colombia ya vemos que la gente usa las palabras caribeñas que tanto echábamos de menos, como en el temazo de Salsa Tequila. Ya tenemos cerca el acento cubano, y por fin, llaman al aguacate por su nombre, y no "palta" como en tantos países del nuevo continente... ahora Carrefour.

Y tras unas semanas en Colombia, la verdad es que queremos apuntar que tras Chile, Bolivia y Perú, Colombia son los más fáciles de entender. Usan casi las mismas palabras que nosotros, no dicen "pó" al final de cada frase, no hablan ni quechua ni aymara ni nada raro... Normal. Lo que viene a ser gente normal.

Todos hacemos faltitas de vez en cuando


Transporte

Por Colombia nos hemos movido en todo tipo de transportes: en lancha, barca, motokar taxi, furgoneta... y como no, avión. Los precios no son muy locos. Para ponerte un ejemplo, ir en una furgoneta turística desde Cartagena hasta Tayrona, que fueron cinco horas de viaje, costó 69.000 pesos por cabeza, que equivale a 18,26€. Sobre los vuelos locales, son bastante económicos. Por ejemplo, encontramos vuelos desde Cartagena a las islas de San Andrés por unos 60€.

La vida moderna es ir cinco en una moto

Si lo que quieres es moverte muchísimo, todos los pueblos y ciudades se unen mediante autocares bastante económicos. Aunque claro, ten presente que Colombia es bastante grande...

La comida

¡Oh, la comida colombiana! La gastronomía no es una razón para viajar a Colombia, pero si ya estás por aquí, vas a disfrutar de sus extravagancias.

Antes de asustarte un poco, es importante comentarte que hemos comido muy bien. Las raciones normalmente son platos combinados con frijoles, arroz, ensalada de aguacate y cebolla, y un trozo de ternera, chorizo, cerdo o un pescado. Por supuesto, la calidad de la carne va en relación a lo que pagues. Hemos comido menús por 2,50€ por persona, pero claro, la carne era humilde, de esas secas que hacen bola... ¿pero acaso te quejarás?

Como nuestro paso por Colombia estuvo siempre muy cerca del Amazonas y del Caribe, siempre tuvimos muy cerca pescados muy raros y curiosos. Hoy mismo hemos comido pargo rojo y sierra, dos pescados propios de la región caribeña. Si te gusta el pescado, vas a disfrutar, porque un plato de pescado fresco acompañado de arroz y frijoles y cosas cuesta unos 5€ como máximo.

Ahora sí, vamos a hablar de cosas locas. En la zona amazónica comen un gusano enorme que ellos llaman mojojoy. Por lo que hablamos con la gente de Leticia, es bastante común de comer, y al paladar es como si fuera una bola de mantequilla que explota al morderlo. Yummy! Los mojojoy viven dentro de unas palmeras que se llaman aguaje, de las que hacen un zumo que dice que te vuelve homosexual... muy del pasado. ¡Por cierto! En Perú lo llaman suri, pero es lo mismo.

Los mojojoy se comen fritos o crudos. Yay!

A diferencia de Perú, en Colombia nos sentimos muy cómodos probando comida callejera. Llegamos a Leticia y nos enamoramos de este señor, que hacía arepas buenísimas rellenas de queso. Cuando lo comentamos con la chica del hostel, nos dijo que eso no era nada colombiano, y que probáramos unas cosas que eran como unas crêpes, pero hechas de harina de yuca. Se llamaban mandioca. Valían 8.000 pesos (2€) las de verduras, y unos 16.000 (4€) las de ternera, cerdo o pollo.

Arepas riquísimas en un puestecido de Leticia
La mandioca, la crepe de verduras y cosas

Ostras, ¡casi nos olviamos! ¡Lo de las hormigas culonas! Sep, en Colombia es bastante típico comer un tipo de hormiga a la que llaman hormiga culona. La primera vez que las vimos fue en Cartegena, dónde un señor las vendía por la calle, dentro de una caja. Otro día, el dueño del hostel al que fuimos nos enseñó una de cerca... y le hicimos esta foto, para que te hagas a la idea. Dicen que están bien... pero a nosotros no nos parecía tan genial. Si no nos comemos las hormigas de casa, ¿por qué nos comeríamos las colombianas? Sería injusto y cruel.

Una hormiga culona y Emilio, el señor que regentaba el hotel

El agua

Psss mal rollito. Solo en Medellín y en Bogotá hay agua de calidad. En el resto, es mejor que bebas agua embotellada. Cosa que también es tristona, porque la mayoría de botellas son de agua tratada en vez de agua mineral, y saben un poco a rayos.

Sanidad

No sabemos cómo ha podido suceder, pero en tres semanas que llevamos en Colombia, no hemos visto ni un hospital. ¡Ojo! Y mira que en todos los países en algún momento pasabas por delante de un hospital. Y lo mismo sobre farmacias, las que hemos visto no parecía que fueran a tener Symbicort. Pero tampoco te preocupes, no vas a venir a Colombia a ponerte malo y, si enfermas, tampoco vas a ser el único enfermo de todo el país. Lo que pasa es que como nos gusta ser muy subjetivos y opinionated, no te vamos a mentir: no hemos visto ni un hospital en Colombia.

Internet

En las ciudades, la conexión va como el rayo. En Cartagena pudimos bajarnos el último capítulo de Juego de Tronos en 7 minutos. ¡Nos sentíamos como en casa! En cambio, en Leticia, que está en medio de la selva, tenían que conectarse a internet por satélite e iba muy, muy a pedales. Lo mismo con nuestra SIM: en las ciudades iba genial, pero en la selva iba muy pero que muy mal, si es que funcionaba.

Sobre nuestra SIM: compramos la de Claro, la única empresa que ofrece algo de cobertura en áreas remotas como Leticia. La SIM costó 5.000 pesos (1,32€), y la cargamos con 2GB durante 15 días por 20.000 pesos.

Visados

¡Gratis! El único problema es que cuando llegamos a Leticia en lancha desde Iquitos, nos encontramos la caseta de la policía cerrada. Cierran a las 17:00. Así que tuvimos que volver al día siguiente para que nos sellaran la salida de Perú y la entrada en Colombia. Sí, durmimos en Colombia sin el sello de entrada... y no pasó nada. Sudamérica es un poco can pixa, recuérdalo.

El puesto fronterizo de Leticia. No se ve serio, ¿verdad?


La ruta

Como veníamos del frío y teníamos muchas ganas de apalancarnos en la playa, nuestro plan fue volar hacia la zona caribeña en cuanto tuviéramos la oportunidad. Así que llegamos por Leticia, nos quedamos unos días a ver si la lluvia nos dejaba visitar la selva amazónica colombiana, y como no nos dejó, volamos a Cartagena. Ahí vivimos un poco la vida medio ciudad medio pueblo, y de ahí nos fuimos al Parque Nacional Tayrona. Pasamos unos días, fuimos a Palomino, nos tumbamos durante cinco días a no hacer nada, y nos fuimos a Panamá. ¡Que tranquila nuestra vida colombiana!

¿Lo recomendamos?

Sí. Hay muchísimas pero que muchísimas cosas por hacer en Colombia. Nosotros nos lo tomamos muy con la calma, pero los amiguetes Otakutravelers se pasaron un mes y medio recorriéndola, y mira que ellos no paran ni para comer. ¿Volveríamos? Hombre, no sé. A lo mejor nos hemos cansado de viajar y Colombia no te ofrece nada demasiado de extremo, como que todo es un poco parecido a casa, pero para un viaje de vacaciones normal, de dos o tres semanas, si tienes energía, es un buen destino.

Coqui, la guacamaya colombiana del hotel Eco Hotel Chairama, al lado del P. N. Tayrona