Hong Kong

Guía de viaje de Hong Kong

Hong Kong, la ¿provincia?, ¿comunitat autònoma?, ¿región?, ¿cosa? de China, ¡que no tiene nada que ver con China!

Hong Kong es tan diferente de China que le vamos a dedicar una guía de viaje para él solito. Tienen distinta bandera, moneda, presupuesto, saben inglés... vamos, que en lo único que se parecen son en los ojos. Así que vamos a considerarlo un país a parte. ¡Nosenfaden!

El super barrio comercial o bazar, Tsim Sha Tsui

La cultura y las personas

En Hong Kong la gente es como en Barcelona, pero asiática. Todo el mundo va bastante a su rollo. No eres especial: nadie te va a mirar ni vas a parecer demasiado curioso. Pero si les preguntas algo, te van a responder y a intentar ayudar. ¡Bienvenido a Hong Kong!

La economía y los dineros

En los ATM del aeropuerto no nos funcionó la MasterCard, pero en los ATM de la ciudad, sí. Los ATM no aplican comisión, así que podrás hacer extracciones pequeñas sin problemas.

Sobre pagar con tarjeta, en muchos sitios se puede, pero en otros muchos no. Así que tendrás que llevar un pelín de metálico encima para evitar sorpresas.

Presupuesto

Uf, viajar en Hong Kong es muy caro... como debe ser hacerlo en Barcelona, creemos.

Los hoteles dónde no te daría miedo dormir, en fin de semana cuestan unos 100€, y entre semana unos 50€. Comer es un pelín más barato que en Barcelona, y el transporte por la ciudad casi gratis. Sólo pica un poco cuando es desde el aueropuerto a la ciudad, o de la ciudad a la frontera con China.

Nosotros en 4 días en Hong Kong nos gastamos 423€, que son casi 106€ al día. Eso sí: no nos cortamos en ir a restaurantes súper buenos y súper malos, pero todos bastante caros para el presupuesto al que estamos acostumbrados.

Fuera del presupuesto, la llegada y la salida. El vuelo de Tailandia a Hong Kong nos costó 300€, y el tren de Hong Kong a Shenzen, China, unos 5€ por persona.

Seguridad

¡Dios mío! Hong Kong es súper seguro.

Idioma

El idioma oficial es el chino y el inglés. Todo el mundo habla o chapurrea inglés. No son los mejores hablando inglés, pero nosotros tampoco lo somos, así que no nos podemos quejar. A diferencia de la China continental, en Hong Kong todo está traducido a inglés, así que sabrás lo que pides en los restaurantes, hoteles... genial.

Transporte

Esto ha sido lo que más nos ha sorprendido de Hong Kong: el transporte.

Primero: todo el mundo te ayuda. Si tienes alguna duda, puedes preguntarlo a quién sea, que te va a ayudar encantado. Mezclado con que todo el mundo habla algo de inglés, te sentirás como en casa.

Dicen que el mejor transporte de Hong Kong es el metro; lo dudamos. Desde el hotel en el que nos alojábamos, teníamos algún autobús a una calle como máximo que nos dejaba súper cerca del lugar de la ciudad al que íbamos. Y la frecuencia era increíble. Un sólo dia tuvimos que esperar más de cinco minutos a que llegara el bus, y no fue demasiado más.

¿Y el precio? ¡Oh, el precio! Depende de dónde estés el precio cambia, pero siempre está entre 50 céntimos y un euro. Cuando subas al autobús, verás en una maquinita cuánto dinero tienes que pagar. Y si te faltan céntimos o te sobran, no te agobies y redondea. Si tienes que pagar $20,2, paga $20, que al día siguiente tendrás que pagar $19, y no tendrás exacto. Y sin agobios, porque no te dan ni ticket ni nada.

¿Cómo sabíamos cómo movernos por Hong Kong? ¡Pues con Google Maps, por supuesto! Por cierto, no probamos en metro porque Google siempre nos decía que cogiéramos el bus, no es que le tengamos ninguna rabia, ¿eh? Si a ti te va mejor el metro, dale, que seguro que es genial.

La comida

En Hong Kong nos hemos sacado un master en ramen y dumplings.

El agua

Estás en Hong Kong. El alquiler de un piso enano vale entre 3.000€ y 4.000€. Así que el agua estará bien. Pero compra agua embotellada, no seas cutre...

Sanidad

No hemos visto ningún hospital en Hong Kong, pero la gente enferma igualmente, ¿no? No te preocupes, que Hong Kong estará genial. Y como además la gente entiende inglés, podrás explicarte bien.

No hicimos el test del Symbicort porque sólo estuvimos 4 días, pero suponemos que será igual de caro que en Barcelona.

Internet

Tal como llegamos al aeropuerto entramos en la tienda del primer proveedor de Internet que encontramos, y compramos una tarjeta rosa cuquísima que nos costó 20€ y ofrecía 3,5GB a gastar en 7 días. Un poco caro, sí, pero teníamos miedo de que nadie nos entendiera cuando quisiéramos comprar una SIM...

Por cierto, para comprar la SIM, ni te piden el pasaporte, ni te hacen fotos, ni firmar contratos. Aquí, no eres nadie.

Visados

¡Entrar en Hong Kong es gratis! ¡Baja del avión, di hola en inmigración, y ya está!

Pero si estás en Hong Kong, huele a que vas a querer ir a China, y la cosa se complica. Algún día escribiremos un post explicándolo súper bien, pero de momento, te diremos que hemos hecho el visado chino en una empresa que se llama Forever Bright, y en vez de hacer una visa normal que tarda 4 días, hicimos una de grupo, que tarda dos, y además "sólo" cuesta 650 HKD por cabeza.

La ruta

Sólo estuvimos 4 días en Hong Kong, y fue para conseguir el visado chino, así que ¡móntatelo cómo quieras! Nosotros no fuimos a ver el Gran Buda porque ya hemos visto más Budas de los que qualquier humano debería ver en su vida entera, pero que sepas que es la atracción principal en Hong Kong.

¿Volveríamos?

No tiene muchos números. Hong Kong, en sí, es una super ciudad, pero se ve viejirri. Si quisiéramos ir a una ciudad del futuro, iríamos a Singapur, que es realmente impresionante. ¿Has leído nuestra guía de viaje de Singapur?



Este post lo empezamos a escribir en Hong Kong

Publicar un comentario

¡Hola, lector de nuestro corazón! Este blog lo escribimos como recuerdo, pero si nos preguntas algo, te contestaremos con un amor infinito. ¡No te cortes y dinos cosas!