Nairobi, Kenia

Guía de viaje de Kenia

¡Bienvenidos a nuestro país africano favorito! Escribimos esta guía muy emocionados, porque hasta ahora, el viaje nos trae un poco de sufrimiento y destrucción, en forma de países muy necesitados, petados de turistas, peligrosos o insulsos. Pero Kenia es sorprendentemente genial. Vinimos porque los vuelos desde Nairobi a Etiopía estaban baratísimos, pero al descubrir Nairobi y su gente, pensamos en por qué no quedarnos un poco más. Y suerte que lo hicimos, porque los keniatas hacen que viajar por Kenia sea super fácil y agradable.

Playa privada en Tiwi, la mejor playa hasta ahora en nuestra vuelta al mundo


La cultura y las personas

A Kenia vinimos con un poco de miedo sobre la gente, porque en Tanzania todo el mundo dice que aquí son muy bordes y agresivos... pero nosotros nos encontramos con mucho amor. Fue el primer sitio dónde nos alojamos en la casa de alguien que conocimos en CouchSurfing, la gente de la calle nos trataba como a un igual en vez de cómo a un turista... genial. Fue la gente lo que hizo que nos quedáramos en Kenia dos semanas en vez de tres días, y será lo que vivamos cuando volvamos aquí.

Pasando la tarde de charla con los vecinos

La economía y los dineros

La moneda local es el shilling, pero es común hablar en dólares, también cuando se habla sobre precios para locales. La conversión que usan por la calle es que 10 ksh es $1, y hace los números muy fáciles.

Sobre cajeros, hemos tenido algún problema para sacar dinero con Mastercard, pero no con Visa. Y nunca pagamos ningúna comisión a los bancos locales.

En más o menos la mitad de sitios podrás pagar con tarjeta, e incluso alguno nos ha ofrecido pagar en dólares en vez de en shillings, lo que gustosamente aceptamos, porque la conversión de euro a dólar es gratis con la tarjeta Revolut.

Roc sacando dinero en un cajero en Watamu


Presupuesto

Llegar a Kenia nos costó unos 42€ de nada, porque llegamos en autocar desde Tanzania. En 15 días por Kenia, nos hemos gastado 1.350€, que son unos 90€ al día, incluyendo dos vuelos domésticos. Y salir de Kenia nos costó 240€, en avión desde Nairobi hasta Addis Ababa, Etiopía.

Seguridad

En Lonely Planet leímos que Nairobi era peligroso, que habían pasado cosas, que habían carjackings... pero hasta la fecha, nosotros lo estamos viviendo como el país más seguro del viaje. A lo mejor es porque ya no pretendemos salir a la calle de noche o porque hemos ido a las partes más seguras de la ciudad, pero es que no vemos ni miradas raras, ni que nos inflen los precios por ser blancos... Increíble. Nos tratan genial, como vecinos.

Idioma

El idioma base es el inglés, y además, mucha gente también habla suahili. Aquí, por lo que nos comentó un local en Mombasa, se habla un suahili más de calle, más directo. Cuando en Tanzania dirían "¿podrías compartirme un poco de agua?", aquí dirian "¿me das un poco de agua?". Nosotros lo comparamos con el español que se habla en España y el de latinoamérica.

Como el idioma principal es el inglés, nadie se espera que conozcas suahili, así que el impacto de demostrar que sabes las cuatro cosas en suahili es aún mayor. Si en Tanzania caías bien por saber que tenías que decir poa cuando te decían mambo, aquí directamente es que lo petas. ¡Así que dale un vistazo al post de los saludos en Suahili!

Transporte

Por las ciudades nos movemos en tuktuk, y entre ciudad y ciudad, en matatu o en avión.

Los matatu son las típicas furgonetas pequeñas que van a petar de gente. Los precios son muy, muy, muy, muy bajos. Por ejemplo, de Mombasa a Ukunda, 26 kms, pagamos $1 por persona, ksh 100. Los tuktuk son un poco más carillos. Media hora de tuktuk son unos $6, ksh 600. Para ir de Nairobi a Mombasa cogimos un tren nuevísimo, que costó $7 por persona por 5 horas de viaje, 480 kms.

Sobre los aviones, hay dos compañías, Fly540 y Sax. Pero realmente son la misma. Si quieres ir a Lamu, mírate un vuelo. Nosotros volamos desde Diani hasta Lamu por 25€ por cabeza. En matatu hubieran sido unos 8€, tardando 10 horas, por un camino very bumpy según los locales.

Subiendo al avión que nos llevaría de Malindi a Lamu


La comida

Como Kenia es un país relativamente rico, la vida cotidiana es relativamente cara. Nosotros nos estamos gastando unos 14€ por comida, constando esta de tan sólo un plato, sin muchas florituras ni postre. Y hemos comido un poco de todo: arroz con pescado, pasta con carne picada y cebolla, unas samosas bastante fatales...

Los últimos días, en Lamu, comimos mucho más local, y bajamos el presupuesto a unos 6€ por comida. Eso sí: arroz y pescado a punta pala. Por cierto, no tengás miedo a entrar en restaurantes muy cutres. Os tratarán súper bien, y comeréis humilde pero sabroso. En Kenia fue dónde nos dimos cuenta de que le hemos perdido el miedo a comer en cualquier lado y a probarlo todo. Si tú te lo comes, yo también.

Curry de verduras y curry de pollo acompañado de zumo de maracuyá


El agua

Cerca del mar te vas a encontrar con que el agua de muchos hoteles es salada. Es decir, la ducha no sirve de nada. Si lo que te importa es la sanidad, que es lo que esperamos de esta sección, seguimos bebiendo agua embotellada por si las moscas, pero tenemos manías mínimas al comer crudo, tragar agua de la ducha o al lavarse los dientes y cosas así. Como en casa.

¡Edit del último día en Kenia! Nos hemos bebido el increíble zumo de mango que nos ofreció la familia de un guía, y al día siguiente nuestros cuerpos se vaciaron por completo. Y al siguiente, también. Así que update del post: ojo con los cubitos...

Sanidad

Seguimos haciendo el test del Symbicort, con buenos resultados. En Kenia también cuesta unos $25. Remember que en España vale 51€ sin receta... que raro. En todo caso, si tuviera que ponerme enfermo en alguna parte de África, sin duda sería en Kenia. Y a poder ser, en un resort de cara al oceano índico, con una playita blanca, agua turquesa...

Internet

En Kenia la mayor empresa de telecomunicaciones se llama Safaricom, y nos da una cobertura perfecta. Compramos la SIM en una tienda oficial en Nairobi, y nos pidieron el pasaporte, como rige la ley de aquí. Compramos un bundle de 3GB para 30 días por unos 7€. En todo caso, todos los hoteles a los que hemos ido tenían un wifi potentete, así que hemos usado poco el móvil.

Visados

Como la mayoría de países del este de África, el precio es de $50 por persona y puedes hacerte el visado en la frontera. En la frontera por tierra entre Tanzania y Kenia fue el primer sitio dónde un doctor nos pidió el certificado de fiebre amarilla, y eso ya te dice algo: estás entrando en un país serio. Pórtate bien y tráelo todo en regla.

Curiosidades y cosas raras

Te aconsejamos que te bajes una app para conocer el estado de las mareas, porque cambian totalmente el paisaje. Por ejemplo, Tides near me en la App Store o Google Play. Con ella, disfrutarás mucho más de lo que ofrece la costa keniata.

Una piscina natural que sólo se puede disfrutar cuando la marea está baja


La ruta

Si eres un afortunado futuro visitante de Kenia, no puedes perderte la ruta a la que le hemos dedicado más amor, nuestra ruta por Kenia en 15 días.

Atardecer en Tiwi, que ganas de tenemos de volver

¿Volveríamos?

¡Sin duda! Kenia nos ha dado más de lo que buscábamos. La próxima vez que vengamos, haremos la misma ruta por la costa, pero más tranquilamente. También vendremos con más billetes, porque al hacerlo mochilero nos hemos privado de algunos lujos que tienen que ser geniales.



Este post lo hemos escrito en Nairobi, Kenia

Publicar un comentario

¡Hola, lector de nuestro corazón! Este blog lo escribimos como recuerdo, pero si nos preguntas algo, te contestaremos con un amor infinito. ¡No te cortes y dinos cosas!