Mombasa, Kenia

Consejos para salir de casa

Quieres dar la vuelta al mundo, hacer un viaje largo, salir a tomar el aire, sacar al perro a paseo, y no sabes por dónde empezar. Nosotros estábamos igual, y lo hicimos a lo loco. Han habido penas y alegrías, pero por si no quieres pasar por nuestras amarguras, te damos algunos bricoconsejos que te pueden valer para cualquier viaje un poco serio.

Los euros no valen en todo el mundo. En Europa vamos bastante de guays con nuestra moneda, pero la cosa no va así. Muchas fronteras sólo aceptan dólares americanos. Ni la moneda local, ni visa, ni mastercard. Nosotros nos lo hemos encontrado en Malaui y en Zambia, pero seguro que nos lo encontraremos en más sitios conforme vayamos avanzando. Así que si quieres, llévate algún euro encima, pero sobretodo, lleva dólares. Si no, cuando quieras cruzar una frontera, tendrás que ir al banco y cambiar de euros a la moneda local, y de la moneda local a dólares americanos. Te van a cobrar la comisión dos veces, y se te va a quedar la cara como a nosotros. A todo esto, hay fronteras, como la de Zambia, que sólo aceptan dólares que hayan sido emitidos a partir del 2009. Así que si puedes comentarlo en tu banco, te ahorras otra sorpresa en tierra de nadie.

Cuando se vacían las calles, pasan cosas raras. En Europa estamos acostumbrados a vivir bastante de noche. No entendemos por qué la gente se va a dormir antes de que acabe el Sense Títol, pero sucede. En España se cena a las 21:00 o 21:30, pero en el resto del mundo, a las 19:00... ¿por qué? Pues porque la vida no es un lugar seguro. En muchas partes del mundo, cuando se va el sol, las calles se quedan vacías. Y recuerda, ahora el guiri eres tú. Eres el foco de todas las miradas. Van a pasar cosas desagradables. Así que o aprendes a pasar muy desapercibido, o te vas al hotel.

Usa una tarjeta bancaria que no se ría de ti. Nosotros tenemos una cuenta compartida en Evo, con una tarjeta de Evo cada uno, y además, una tarjeta Revolut. La Revolut es una tarjeta prepago que hace cambio de moneda sin comisión cuando pagas con tarjeta, y te cobra el 2% cuando sacas cash. Es decir, siempre que pagas con tarjeta te sale a 0 comisión, y cuando pagas en cash, a 2% de comisión. Hemos comparado la Revolut con la Evo y sale más a cuenta el 2% de comisión de Revolut, que no pagar comisión con Evo pero haciendo su cambio de moneda a precio de Visa. En todo caso, lo importante es que ni de coña uses una tarjeta que te cobre al sacar dinero porque sorpresa, hay países en que no puedes sacar más de una cantidad en cada transacción. Así que si sólo puedes sacar 50€ cada vez, y La Caixa te cobra 4€ por extracción, más la comisión del cambio de moneda, más la comisión del banco extranjero que te está dando el dinero... abre el Excel, haz números, y llora. Edit! Unos meses más tarde, le hemos dedicado este post a la tarjeta Revolut. Y si no quieres leerlo pero quieres pedir una tarjeta, aquí tienes nuestro link de afiliado, para que te salga gratis el envío de la tarjeta.

Una Visa y una Mastercard
. Hemos tenido problemas con Mastercard en cajeros de Malawi, Zambia y Tanzania. Si quieres, lleva una Mastercard, pero además, trae también una Visa. Si no, te vas a quedar tirado, garantizadísimo.

Bájate los mapas de Google Maps antes de salir. Depende de a qué país vayas, puede ser que no haya wifi en los hoteles, que el internet vía móvil sea muy caro, muy lento, o las tres cosas a la vez. Así que aprovecha la fibra óptica y descárgate los mapas que vayas a necesitar en los próximos dos meses. Y bájate también mucha música de Spotify. Y series de Netflix. Y desactiva las actualizaciones automáticas del móvil, de las apps, y de todo lo que se te ocurra, para no malgastar tus preciados datos del móvil.

¡Un bolígrafo! Para cruzar fronteras necesitarás dólares y un bolígrafo. Si no llevas bolígrafo, tendrás que hacer la cola de todo el mundo que no ha leído este blog. Y te avisamos: es una cola larga, aburrida, y llena de malas caras. Coge un bolígrafo. O dos, y así compartes, que siempre es bonito.

Compra una SIM prepago en cada país. Todos los países que hemos pisado ofrecían SIMs prepago. Como mucho, te piden el pasaporte y hacerte una foto. La conexión es 4G, y por 10€ puedes tener algunos gigas. Imporantísimo: puede que hayas leído en otros blogs que comprar un Mi-Fi es una buena decisión. Ni los leas ni les hagas caso. Para cargar la SIM con saldo y para comprar los packs de datos tendrás que escribir códigos USSD en el móvil o usar apps del proveedor, y eso no lo puedes hacer con un Mi-Fi. Si vas sólo, usa un móvil con dos SIMs, y si vas acompañado, trae un móvil de más que llevará la SIM del país, y compartirá el internet creando una zona Wi-Fi.

Oh! Si puedes, móntate una VPN. Si no sabes qué es o si en tu país lo vas a necesitar, hemos escrito este genial post para contártelo todo todito.

En Malaui tienes que marcar los numeritos del rasca-rasca en una app para cargar la SIM de saldo



Este post lo empezamos a escribir en Mombasa, Kenia

Publicar un comentario

¡Hola, lector de nuestro corazón! Este blog lo escribimos como recuerdo, pero si nos preguntas algo, te contestaremos con un amor infinito. ¡No te cortes y dinos cosas!