Livingstone, Zambia

Qué mochila comprar y con qué llenarla

Si estás pensando en dar la vuelta al mundo o en hacer un viaje largo, seguro que te habrás preguntado qué meter en tu mochila. Si además eres un friki de los numeritos como Roc, querrás saber cuánto pesan las mochilas, y de qué volumen son. ¿Y quienes somos nosotros para negarte tal regalo?

Lo primero que debes saber: si vas a comprar una mochila nueva, ten en cuenta que lo mejor es que la mochila no sólo se abra por arriba, sino que se abra totalmente, como una mochila de deporte. Cuando cambias de casa cada día, acabas harto de deshacer la mochila y volverla a hacer, así que lo que intentas es toquetearla lo menos posible. Y es mucho más fácil si la mochila se abre totalmente, porque todo se vuelve mucho más accesible.

Otro consejín: en internet vemos que hay mucha gente que lleva dos mochilas, una grande y una pequeña. Nosotros también lo hacemos, porque es muy práctico tener mochilas pequeñas para hacer excursiones y llevar agua y comida a cholón. Pero quédate con el detalle: compra las mochilas de modo que una se pueda meter dentro de la otra. Cuando estás en un lugar incómodo, rodeado de desconocidos, te alegra tener sólo un bulto del que preocuparte. Nostros compramos un par de Forclaz 20 Air. Costaron 12€ en el Decathlon, y está a la altura de otras mochilas mucho más pijas de marcas especializadas.

Por último: nunca nos separamos de nuestras riñoneras. En ellas llevamos pasaporte, cartera, y móvil. Además, Roc lleva el symbicort, y el segundo móvil que hace las veces de router. Anna, lleva clips, auriculares, un imperdible, palillos para quitarnos los paluegos, un paracetamol, una crema para las picaduras de mosquito, un tampón, un boli y una goma de pelo. Casi nada.

La mochila de Anna

La mochila de Anna es una estupenda Lowe Alpine de 45 litros, ampliable a 55. Se abre por arriba y por un lateral. En su día costó 140€ en el Corte Inglés de Barcelona, pero también la podéis comprar en Amazon. Cuando salimos de Barcelona, la mochila pesaba 8,3 kg en total.

    Tres camisetas de manga corta
    Tres camisetas top de tirantes
    Unos pantalones tejanos cortos
    Un vestido
    Un mono
    Unas mallas cortas
    Unas mallas largas
    Un tricot finito de manga larga
    Un polar
    Dos sujetadores de deporte, elásticos y sin aros
    Ocho tangas, que ocupan poquísimo
    Unas bragas
    Tres pares de calcetines
    Un bikini
    Unas zapatillas de running
    Unas sandalias de trekking
    Unas chanclas de piscina
    Una toalla
    Chubasquero
    Funda de mochila para la lluvia
    Gorra
    Gafas de sol
    Portátil y su cargador
    Tableta gráfica
    Un cargador de móvil
    Botiquín
    Neceser, abajo más detallado
    Repelente de mosquitos en crema
    Una almohada confiscada del primer vuelo
    Una almohada hinchable de estas que van en el cuello
    Pañuelos de papel
    Un boli

Anna es feliz con su mochila La Lowe Alpine de 45 litros y los pieses de Anna


El neceser de Anna

El neceser se compone de dos meras bolsas de plástico de congelación. En el inicio llevaba un neceser transparente pero se rompió al primer mes. Las bolsas ocupan poco, sirven para pasar los controles de seguridad en los aeropuertos y son impermeables. Si se rompen, las cambias y ¡neceser nuevo!

    Un desodorante
    Dos botes de 100ml de crema hidratante
    Tres cuchillas de depilación desechables
    Una cuchilla de depilar buena, solo la cuchilla
    Unas pinzas
    Un cortaúñas
    Una colonia, que cuando se acabe no se repondrá
    Un cepillo plegable con espejo
    Algun palillo para las orejas
    Una copa menstrual con su cajita para hervirla en el micro
    Un par de tapones para los oídos
    Dos imperdibles
    Pasta de dientes
    Cepillo de dientes
    Una bolsa de tampones por si son muy caros en algún país

Anna es mochilera y presumida a la vez Anna lleva algodón para parar un tren

La mochila de Roc

Roc lleva un mochilote de 60 litracos del Decathlon. Lo guay de esta mochila es que no sólo se abre por arriba, sino también a lo largo, como una mochila de deporte. En su día costó 50€, pero ahora flipamos, porque ha bajado a 30€. Si vais a por una, comprad cinco más, porque a partir de este post, su valor va a ir a la alza. Al llegar al aeropuerto, la mochila pesaba 9,7 kg.

    Tres camisetas de algodón
    Una camiseta de deporte
    Un polar
    Unos pantalones cortos que se secan rápido
    Unos pantalones de montaña largos, convertibles a cortos
    Dos calzoncillos normales y uno de deporte
    Tres pares de calcetines
    Chubasquero
    Funda de mochila para la lluvia
    Gorra
    Gafas de sol
    Un bañador
    Una toalla
    Unas zapatillas de running
    Unas sandalias de trekking
    Unas chanclas de piscina
    Portátil y su cargador
    Libro electrónico
    Una batería externa
    Convertidor internacional de enchufes de corriente
    Cargador para cargar 3 móviles a la vez
    Auriculares
    Desodorante
    Champú
    Neceser
    Un candado
    Rollo de papel de vater para las emergencias
    Botiquín
    Repelente fuerte de mosquitos
    Crema solar
    Un boli

Roc es feliz con su mochilaLa vida moderna es llevar una mochila dentro de la mochila

Pequeñas cosas de utilidad infinita

    Un jack de audio doble para escuchar la película de un móvil en dos pares de auriculares. Pensarás ¿bueno, que se bajen la peli cada uno en su móvil y ya, no? Nope. En el mundo, bajarse una película está considerado lujo mayor. Así que imagina bajártela dos veces. Bueno, ¿pues la copias de un móvil a otro y ya, no? Se lo comentaremos a los de Netflix a ver qué dicen.
    Bolsas de congelación impermeables para proteger nuestros amados pasaportes y móviles de las inclemencias del tiempo y de las Cataratas Victoria. No valen nada, no pesan nada, no ocupan nada, pero te salvan el culo. Además, es difícil encontrarlas súper buenas. Nosotros encontramos unas de doble cierre en Malawi que son geniales. Fue lo mejor de Malawi.
    Un móvil cutre para compartir la conexión a internet. Llegas a un nuevo país, compras una SIM, la metes en tu móvil cutre, y compartes los datos a vuestros flamantes móviles personales y ordenadores. Sólo pagas una vez, y así compartís una cosa más, que ¿hay algo más bonito que eso?
    Un cable HDMI. Vas a estar mucho tiempo sin casa, pero no vas a vivir mucho tiempo sin Netflix. Así que consigue un cable HDMI sencillito, y a darle uso a las televisiones de los hoteles. Te preguntabas quién encendía la tele durante las vacaciones, ¿verdad? Pues ahora ya tienes la respuesta: tú.

Los botiquines

En este punto le dedicamos más esfuerzo y ganas que al resto de la mochila, porque da cosita quedarse tirado por el mundo sin depende qué fármacos. Tras cinco meses de viaje, sólo hemos usado un par de frenadols, medio gelocatil y betadine. Pero te ponemos la lista de cosas para que te asustes un poco. Va a parecer que nos patrocine la indústria farmacéutica, pero no lo hace. Pero ey, indústria multimillonaria, si os lo repensáis, ¡poneros en contacto con nosotros!
    Lariam para seis meses. La idea es que tienes que dejar de tomarlo a los 4 meses para dejar descansar a tu hígado, pero si el viaje es lo suficientemente largo, mejor tomar precauciones. Por si no lo conoces, el Lariam es un fármaco para prevenir y tratar la malaria, a quién le dedicamos este post.
    Amoxicilina: un antibiótico general. Tras viajar un poco, hemos descubierto que en el tercer mundo se toman bastante a cachondeo lo de no abusar de los antibióticos, así que es fácil conseguirlos. Pero por si acaso, trae amoxicilina o similar.
    Betadine en gel: ya sabes, iodopovidona. Para desinfectarnos algún cortecito, una rascadita, o preparar la zona que vamos a operar junto al equipo de cirujanos que guardamos dentro de la mochila.
    Urbason: Un antiinflamatorio que puede usar Anna. Anna tiene alergia a los AINES, así que no le vale cualquier antiinflamatorio. ¡Nos ha salido fina!
    Cefadróxilo, Lactoflora y Cranberry: antibióticos y preventivos para la infección de orina.
    Bilaxten: antihistamínico para solventar nuestras alergias al mundo
    Symbicort y Ventolín. Roc es asmático. Nadie es perfecto. Bueno, lo de Roc es más que imperfección, porque tiene los pies planos, le sobra un diente de leche, era miope, astigmático y estrábico... y tiene unas ideas...
    Frenadol, para cortar rápido algún catarro venidero.
    Paracetamol: trae alguno, pero es fácil de conseguir en todo el mundo.
    Aspirina: trae alguna, pero las tiendas del universo está llenas de ellas.

Las dos mochilas cuquis durante el tea time¡Oh! Y recordad: ¡una bolsa con algo de comida!
Y si has llegado hasta aquí, ¡vuelve de nuevo a las guías de viaje, que tenemos más cosas que contar!



Este post lo empezamos a escribir en Livingstone, Zambia

Publicar un comentario

¡Hola, lector de nuestro corazón! Este blog lo escribimos como recuerdo, pero si nos preguntas algo, te contestaremos con un amor infinito. ¡No te cortes y dinos cosas!