Lusaka, Zambia

Zambia en 11 días de mochileo


Chipata: Es una ciudad fronteriza. Sólo estuvimos el día que llegamos a Zambia para sacar dinero de un cajero, que nos cobró 2€ de comisión (¡welcome to Zambia!), y para dormir cuando volvíamos del Safari. Dormimos en Deans Hill View Lodge, y de ahí nos subimos al autocar hacia Lusaka en una estación de bus cercana. Experiencias vividas en Chipata: cero.

Nuestros compañeros y amiguitos perrunos de Deans Hill View Lodge

Lusaka: La capital de Zambia está llena de centros comerciales. Te parecerá que no estás en África. Muy loco. Si durante nuestra exploración de Zambia no pasamos cuatro veces por el Levy Junction Shopping Mall, no pasamos ninguna. La ciudad ofrece bien poco... la town no es bonita, los restaurantes no son gran cosa... No lo pasamos mal, pero tampoco lo pasamos bien. Para nosotros, lo más importante de Lusaka fue la estación de bus Inter-City Bus Terminal, que está cerca del centro comercial, y al lado de la Tazara House.

Un ratito de vida en la estación de bus

Livingstone: La ciudad a la que debes ir si quieres ver las majestuosísimas Cataratas Victoria. El hotel más popular es el Cafe Zambezi, dónde además de descansar y chapotear en su piscina, probamos por primera vez la carne de cocodrilo. Muy vegan.

Kapiri Mposhi: En esta ciudad encontramos un poco de lo que ya estábamos acostumbrados en África: caos. La única razón para ir a Kapiri Mposhi es para subirse al tren Tazara, que une Zambia y Tanzania. Ojo, en la estación de buses hay mucha, muchísima gente, y muy pesada. Nosotros intentamos ser amables, pero un señor empezó a chillar FUCK YOUs a los locales que lo incordiaban. El FUCK YOU es tercer nivel sayan. Si quieres saber un poco más del tren Tazara, el resumen es que es muy barato, que tardamos 51 horacas, que el pescado con arroz está genial pero el resto de platos no, que su web es tazarasite.com, y que aprovechamos el ligero trayecto para grabar y editar esta genialidad de vídeo:




Este post lo empezamos a escribir en Lusaka, Zambia

Publicar un comentario

¡Hola, lector de nuestro corazón! Este blog lo escribimos como recuerdo, pero si nos preguntas algo, te contestaremos con un amor infinito. ¡No te cortes y dinos cosas!